Hoy en día trabajar la gestión de tareas y proyectos en la nube es prácticamente una realidad, si está buscando los sitios con servicios que nos brinde esta oportunidad, está en el mejor lugar, nunca ha habido una variedad tan amplia de software que nos facilite el trabajo. Ahora si usted se está preguntando con qué software administrar sus proyectos, analizaremos dos de los más grandes, Asana y Trello

Ambos servicios son gigantes en el software de gestión de tareas. Vamos a comparar Trello vs Asana para ver qué tienen para ofrecer y cuál de ellos sale mejor.

Trello es un tablero digital que le permite realizar un seguimiento de las tareas fácilmente. Asana también ofrece administración de tareas, pero va un poco más allá con las funciones de administración de proyectos. Veremos si es cierto que el enfoque de las funciones de Asana funciona mejor que el diseño simplificado de Trello. Vamos a responder esta pregunta y dar nuestro veredicto final al respecto.

🤔 Analizando el Criterio

Veremos varias secciones para comparar las plataformas. Primero serán las características, que es donde veremos qué tan bien manejan la administración de tareas y qué más proporcionan. También vamos a considerar qué tan bien facilitan el compartir la información y la administración del trabajo en equipo.

Esto es muy importante ya que si el software es agradable de usar, entonces el equipo estará más feliz trabajando con él. Afortunadamente, ambas aplicaciones son fáciles de utilizar. Tienen interfaces de usuario bien diseñadas que presentan información muy clara y precisa.

Trello tiene un diseño más sencillo, pero Asana también tiene buenos toques de interfaz de usuario. En esta parte la sección del frontend es de lo mejor que podemos observar e incluso tomar notas si somos desarrolladores web.

Vamos analizar también como Trello y Asana se integran con otras plataformas para intercambiar información, y finalmente estaremos analizando el precio, aunque ninguno es especialmente caro.

Explicación a detalle sobre Asana y Trello

Trello y Asana tienen mucho en común. Te permiten crear tareas y ordenarlas en listas. También puede clasificar las tareas, haciéndolas más fáciles de administrar. Le permiten hacer un seguimiento de quién está asignado a qué y crear subtareas. Puede incluso invitar a los usuarios a su equipo y hacer que todos se actualicen automáticamente con los cambios relevantes para ellos también. ¡Esto es fantástico! 😀

Trello es un sistema de administración de tareas que le permite realizar un seguimiento del flujo de trabajo a medida que se mueve de izquierda a derecha. Es simple y fácil de acceder, ya que la mayoría de su interfaz se explica por sí misma.

Trello es un sistema de administración de tareas que le permite realizar un seguimiento del flujo de trabajo a medida que se mueve de izquierda a derecha. Es simple y fácil de acceder, ya que la mayor parte de su interfaz se explica por sí misma.

Pero por otro lado…

Asana se encuentra entre los mejores programas de gestión de proyectos y le permite verificar las dependencias. Funciona mejor con proyectos más grandes en los que las relaciones entre tareas son más complicadas.

Trello es más sencillo y fácil de comenzar, pero Asana tiene más funciones. Si Trello hace todo lo que necesita, su accesibilidad lo convierte en una buena opción, pero si comienza a alcanzar sus limitaciones, Asana se vuelve más atractiva. Incluso si no encuentra a Trello con ciertas restricciones, podría valer la pena echarle un vistazo a Asana para ver si sus características pueden hacer que su día de trabajo sea mucho más fácil.

Características

El flujo de trabajo central de Trello es arrastrar y soltar tareas de columna a columna para mostrar en qué etapa se encuentra cada una. Es básicamente un tablero, pero es muy bueno en lo que hace. Puede personalizarlo con sus propias columnas y etiquetas y recibir notificaciones cuando ocurran cosas realmente relevantes para usted.

Ambas plataformas le permiten comentar sobre tareas particulares, por lo que las conversaciones se pueden mantener en un solo lugar. Esto le permite realizar un seguimiento fácilmente en donde podemos participar en diferentes discusiones a medida que nos involucramos en cada tarea. También podemos apreciar los comentarios que todos han dicho al respecto si te unes a una parte del proceso.

Asana te permite organizar tareas y agruparlas de la misma manera que lo hace Trello. Una diferencia es que la forma en que se agrupan las secciones facilita el seguimiento de dónde se encuentra cuando se tienen grandes proyectos. Con Trello, si tiene muchas columnas en un tablero, puede ser más difícil filtrar lo que no es relevante para usted.

Asana también te permite ver todo en formatos de calendario y línea de tiempo. Cada uno es útil a su manera para obtener una visión general de lo que está sucediendo. El calendario le permite planificar su tiempo y ver qué debe hacerse en ese instante. La línea de tiempo le ofrece una mejor visión de la secuencia de tareas que quedan en su proyecto y de observar como encaja todo.

👑 Ganador: Asana

Gestión de la dependencia

Un área en la que Asana obtiene mucha ventaja y lo hace mejor que Trello es la administración de dependencias. Eso significa que puede especificar qué tareas deben realizarse antes de que otros puedan comenzar hacerlo, esto le permite detectar posibles cuellos de botella y evitar situaciones en las que las personas esperan que otros terminen antes de poder hacer algo.

Asana te permite manipular esas relaciones en la línea de tiempo y ver cómo encajan.

La versión de Trello de la gestión de dependencias se realiza a través de las relaciones con la tarjeta “Hello Epics”.  Esto nos permite agregar relaciones padre-hijo a las tareas y ver cuántas de las tareas secundarias se han completado al mirar al padre.

Hemos observado que el enfoque de Asana es más poderoso, además de estar disponible de forma predeterminada, por lo que es nuestro ganador en esta categoría.

👑 Ganador: Asana

Compartir y Trabajar en Equipo

La versión gratuita de Trello te permite tener tantas personas como quieras en tu equipo. Asana lo limita a 15 miembros del equipo en su versión gratuita, aunque los clientes que pagan no tienen tales restricciones.

Trello le permite compartir archivos adjuntos con otras personas, con límites de 10 MB o 250 MB, según el plan que tenga. El límite de Asana es de 100 MB, por lo que Trello obtiene los puntos aquí.

Ambos servicios le permiten adjuntar tantos archivos como desee, lo que los convierte en excelentes maneras de compartir archivos en línea.

👑 Ganador: Trello

Facilidad de Uso

Ambas aplicaciones están bien diseñadas, y la interfaz de usuario deja en claro llevar a cabo todo el proceso para la mayoría de las cosas. Consideramos que el enfoque refinado de Asana es más atractivo que los grandes bloques de color de Trello, pero es posible que esto sea realmente subjetivo y de cada persona. Echa un vistazo a las capturas de pantalla que ponemos abajo y decide por ti mismo.

El diseño de Trello es intuitivo. Gran parte de lo que hay en la interfaz se explica por sí mismo, con botones claramente etiquetados que funcionan como cabría esperar. Las tareas de arrastrar y soltar funcionan bien. En Aldeax lo usamos y la mayoría de nosotros no hemos necesitado consultar el manual.

A medida que aumenta el tamaño del proyecto, el diseño simple de Trello puede ser más difícil de trabajar. Es posible que deba desplazarse para encontrar la columna que necesita y tener que arrastrar tareas sobre varias columnas no relacionadas al lugar que desee.

El enfoque basado en la sección de Asana es mejor en ese sentido, lo que le permite encontrar fácilmente el área que le interesa, incluso si el proyecto se divide en varias etapas.

Le estamos dando a Trello el visto bueno por su facilidad de uso, aunque ninguna de las plataformas es difícil de entender. Asana es nuestro favorito para el diseño. Además de lucir más pulidos, presenta una gran cantidad de botones y controles claramente etiquetados, que le brindan muchas opciones sin ser difícil de navegar.

Ambas plataformas son fáciles de usar, pero si necesita soporte, debe analizar los siguientes datos. Trello tiene cientos de artículos en su sistema de ayuda y un foro lleno de otros usuarios para ayudarlo aunque esté en inglés, puede ser de mucha ayuda. También hay un formulario de contacto, en caso de necesitar más ayuda.

Asana le ofrece un excelente recorrido por sus funciones cuando lo usa por primera vez, lo que lo pone rápidamente al día. El menú de ayuda ofrece muchos buenos tutoriales en texto y video. También hay una guía práctica para los atajos de teclado. Al igual que Trello, Asana tiene un foro activo, donde las preguntas se responden rápidamente.

Si bien el soporte es bueno en ambos casos, le damos a Asana el voto, ya que su botón de ayuda es más fácil de encontrar y sus consejos avanzados están más disponibles. También encontramos sus páginas de ayuda más rápidas y rápidas para navegar.

👑 Ganador: Asana

Precio

Como es de esperarse cada plataforma le permite comenzar de forma gratuita, donde vemos grandes puntos interesantes en su versión gratuita. Asana le solicita que proporcione los detalles de la tarjeta de crédito al registrarse, pero hay una opción para omitir ese paso si observa con atención, simplemente ignórelo.

Si se registra para el servicio de pago, ambos ofrecen muchas características adicionales.

¿Qué nos ofrece Trello?

El paquete de oro de Trello es de $ 45 al año, lo cual es razonable. Para eso obtienes un límite de adjuntos incrementado de 250MB. También puedes usar toda la gama de power-ups de Trello, que son esenciales si quieres usar tus datos con otras plataformas. Incluye también algunos iconos digitales adhesivos y fondos personalizados. Le permiten personalizar Trello con su propia marca, lo que puede ayudar a su equipo a sentirse como en casa y proporcionarle un sentido de identidad más apegado con la empresa.

¿Qué nos ofrece Asana?

La oferta premium de Asana es más costosa a $ 9.99 por mes, y aunque este precio no nos dejará en banca rota. Nos proporciona funciones adicionales, incluida la línea de tiempo y las dependencias de tareas más específicas.

También elimina el límite de tamaño del equipo de 15 usuarios, lo que le permite invitar a tantas personas como desee a sus proyectos. Aquellos que manejan grandes equipos también apreciarán la atención al cliente prioritaria que se proporciona con el plan.

👑 Ganador: Asana

Integración con otras Aplicaciones

Asana y Trello ofrecen muchas opciones si desea trabajar con otros servicios y aplicaciones. Le permiten compartir datos, así como hacer cosas diferentes con el software. Ser capaz de trabajar con datos existentes nos puede ahorrarle mucho tiempo al comenzar con cualquiera de los servicios.

También nos permite aprovechar las características de muchos servicios en la nube y disfrutar de las fortalezas de cada uno de ellos.

El enfoque de Trello para la integración es un gran referente. Hay más de 30 disponibles y nos permiten trabajar directamente con los datos que hemos almacenado en servicios que van desde Twitter hasta Jira. Si desea hacer un uso completo de ellos, deberá suscribirse a un plan de pago. Pero también están disponibles para usuarios que no pagan, pero solo se puede usar uno a la vez, lo que es bastante restrictivo. 🙁

Asana también ofrece muchas opciones. Sus integraciones te permiten conectarte a muchas aplicaciones. Algunos de ellos implican el uso de servicios como Zapier y Dossier como intermediarios. Otros están integrados en Asana, como el soporte para Dropbox y Google Drive. También hay una extensión de Chrome que te permite agregar direcciones URL como tareas.

Si le resulta difícil elegir entre Asana y Trello, la integración de Zapier de Former le permite trabajar con ambos y obtener lo mejor de ambos mundos.

No hay un ganador claro aquí. Ambas herramientas son compatibles con muchas aplicaciones de terceros, por lo que la opción que prefiera dependerá de los servicios que desee utilizar con ella. En la mayoría de los casos, encontrarás que están disponibles.

👑 Ganador: Empate

Veredicto Final

Llego el momento de la hora.

Trello y Asana son grandes herramientas. Si está considerando usar uno de ellos, tampoco es una mala elección. Incluso puede usarlos juntos si lo desea (aunque es posible que desee usar Zapier o IFTTT cuando lo haga). Para facilidad de uso, Trello es nuestra opción preferida. Lo recomendamos si solo necesitas lo básico.

Sin embargo, si necesitas más funciones, Asana es el camino a seguir. Hay algunas cosas que hace que Trello no hace. Si necesitas uno de ellos, Asana es la opción clara. Creemos que es mejor para proyectos más grandes, pues en Aldeax lo usamos para gestionar actividades sumamente grandes como el desarrollo completo de una web, marketing, redes sociales, y SEO. A diferencia de Trello donde podemos asignar tareas diarias o semanales, como por ejemplo: Corrección de errores en una web, hacer un backup del servidor, etc…

Asana es nuestro ganador general porque preferimos su estética y disfrutamos más trabajando con ella. Sus características adicionales también lo hacen más versátil.

Dicho esto, vale la pena probar ambas herramientas si está organizando un proyecto en línea. Si está configurando un equipo virtual, o ya tiene uno y desea mejorarlo.

Esperamos haberle dado una buena idea de qué plataforma se adapta mejor a sus necesidades. Si lo has usado, nos encantaría conocer tus experiencias. Si ha probado ambos, háganos saber cuál prefiere y por qué. Si han tenido un impacto positivo en su flujo de trabajo o siente que hay cosas que podrían mejorar, díganos en los comentarios a continuación. Gracias por leer. 😀

Trello vs Asana
5 (100%) 1 vote